Mod electrónico o mod mecánico: ¿tú de qué eres?

Conoce las principales diferencias entre uno y otro ¡y elige el que más vaya contigo y tu forma de vapear!

En base al nivel de experiencia, se puede decir que existen tres clases de vapeadores: los principiantes, los recién llegados ‘al lado vaper’; los intermedios, los que ya tienen cierto control del tema, y, por último, los expertos, o sea, los más pro.

Índice

De hecho, si has entrado en nuestra tienda online, habrás visto que nosotros tenemos hecha esta clasificación con el fin de ofrecer a nuestros clientes los productos que más se ajusten a sus gustos y necesidades.

Así, en general, a los ‘novatos’ les recomendamos un mod electrónico (preferiblemente de tipo pod) o un kit de inicio. Los que ya llevan tiempo vapeando cuentan con la ventaja de poder manejar más variedad de dispositivos, incluyendo los mods mecánicos, pero con precauciones. Y los ‘avanzados’ tienen total libertad de elección y pueden decantarse por cualquier cacharrito.

Esto es lo aconsejable, luego cada uno es libre de vapear con el cigarrillo electrónico que considere, aunque no hay duda de que cuanta más información se tenga, más acertado se estará.

¡No te quedes sin batería! Llévatelas al mejor precio

Compra aquí


Por eso, a continuación ‘desmigamos’ las principales diferencias entre el mod electrónico y el mod mecánico, centrándonos en sus componentes, mecanismos de regulación, facilidad de reparación y vida útil.

Mods electrónicos: características y funcionamiento

Los mods electrónicos tienen varias piezas: placas, chips, botones, pantallas led o táctiles, etc., que permiten controlar fácilmente parámetros como el voltaje/wataje, la temperatura, el tiempo de carga o el nivel de batería.

El mod electrónico se caracteriza principalmente por tener un chip que regula la potencia que se transmite a la resistencia.

Todos estos datos, así como el reloj en tiempo real (RTC), se pueden ver en las pantallas que en la actualidad traen la mayoría de e-cigs de última tecnología de marcas como Eleaf y Wismec.

Este tipo de mod es totalmente fiable y seguro porque su sistema de protección detecta problemas antes de que ocurran e impide su funcionamiento para prevenir cualquier problema.

Suele llevar chips entre las baterías y las resistencias que protegen al usuario de sobrecargas y cortocircuitos.

Así son y se usan los mods mecánicos

Los mods mecánicos son los que no tienen ninguna electrónica en su interior y se fabrican con los componentes indispensables, que son una carcasa (de latón, resina, madera, cobre…) en forma de tubo o petaca con una o dos baterías, un pulsador y una rosca donde se coloca el atomizador.

Y como son muy básicos, su funcionamiento también es de lo más elemental: la carcasa tiene en su interior una batería posicionada para conectar la tapa superior e inferior (positivo y negativo) del mod. Cuando se pulsa el disparador, la tapa inferior hace contacto con la batería y deja que la corriente pase hacia la resistencia, ésta se calienta y, finalmente, el líquido se evapora.

La conductividad de estos dispositivos varía en función de su composición porque, en ocasiones, el propio mod hace las veces de vehículo conductor de la electricidad.

Además, como carecen de mecanismos de regulación, si se quiere algún efecto especial o un determinado ajuste, la opción es ‘jugar’ con las resistencias del atomizador o los materiales de contacto (cabezal y pletina), ya que el aparato siempre usa la potencia máxima de la batería.

Esto hace que sean más delicados de utilizar y requieran no sólo un mantenimiento más exhaustivo (el usuario es el único responsable del uso que le da), sino también ciertos conocimientos para evitar sobrecargas no deseadas y no terminar liándola parda y estropeando la resistencia, la batería, el e-líquido e, incluso, ¡el cigarrillo electrónico al completo! 😉

Un mod mecánico tiene una vida útil más larga y es más fácil de reparar que un mod electrónico.

¡Ah! Y si surge cualquier anomalía, no esperes el típico mensajito que sí que muestran los mods electrónicos porque los mecánicos, dada su sencillez tecnológica, no avisan de nada.

Es por este conjunto de particularidades por lo que comentamos que son más apropiados para personas experimentadas en el mundo del vapeo, pero esto no significa que sean mejor o peor que los mods electrónicos ni mucho menos.

Son, simplemente, diferentes.

Ahora te toca a ti respondernos a la pregunta con la que hemos titulado el post: ¿y tú de qué eres más, de mod electrónico o de mod mecánico? ¡Cuéntanos!

Todos estos kits de vapeo y muchos más... ¡Aquí!

¡Cómpralos ya!