¿Cómo conseguir el golpe de garganta perfecto?

¿Cómo conseguir el golpe de garganta perfecto al vapear? ¡Te contamos algunos truquillos!

El golpe de garganta es ese ‘cosquilleo’ que se siente por momentos en la parte posterior de la garganta al vapear o fumar.

En términos más técnicos, se trata de una ligera irritación que alcanza su punto máximo cuando se inhala y se va desvaneciendo gradualmente después.

Índice

Con el cigarrillo convencional esta sensación se logra con la nicotina, pero con los cigarrillos electrónicos este gustirrinín se multiplica porque se puede potenciar o ajustar a nuestras preferencias a través de una serie de variables que nos ofrecen estos dispositivos.

Este golpe puede ser tan suave que apenas se note o dejar una ligera sensación de hormigueo en la garganta.

Es más. Que el vapeo sea la alternativa más sana y efectiva al tabaco es precisamente porque este ‘golpe’ es similar al que se experimenta al fumar y supone una gran ayuda en la difícil (pero no imposible) tarea de despedirse del cigarrillo para siempre.

¡No te quedes sin batería! Llévatelas al mejor precio

Compra aquí


El truquillo, como decimos, está en que cada uno encuentre su golpe de garganta perfecto, y aquí van unos cuantos consejos para conseguirlo.

Si quieres conseguir un golpe de garganta potente…


  • Si más nicotina es igual a un golpe de garganta más potente, entonces ya está: líquido a tope de nicotina. 
Revisa nuestra tabla de nicokits para configurar el líquido a tu gusto.
  • ¿Sabores mentolados o cítricos? Prueba con los dos porque incrementan el golpe de garganta, y si esto es para ti una prioridad a la hora de vapear, con este tipo de líquidos lo tienes hecho.
  • Baja el flujo del aire, en este caso, es bien. Al tener menos flujo de aire se propicia una mayor concentración, un vapeo más caliente y, como resultado, un golpe de garganta que ‘pega más’.
  • Las mezclas con mayor propilenglicol (PG) son tus mejores aliadas. Imagina que tienes un tanque sub-ohm y un mod, entonces una mezcla de aproximadamente fifty-fifty (50% de glicerina vegetal y 50% de propilenglicol) es más que suficiente. Sin embargo, para un sistema con tanque básico lo ideal es buscar un puntito superior de PG de un 70%, por ejemplo.
  • Ajusta el omhiaje/potencia de la resistencia a tu gusto, teniendo en cuenta que cuando ésta disminuye se obtiene una mayor cantidad de vapor y, en consecuencia, el ‘rasca’ en la garganta será fuerte. Y al revés.

  • La colocación de la resistencia tiene su intríngulis: si está en la parte superior, el vapor producido sale más caliente y genera un efecto más acusado y, en cambio, si se coloca en la zona inferior, el vapor tiene menor temperatura y es más tenue.

Si quieres conseguir un golpe de garganta suave…


  • Disminuye la cantidad de nicotina. Al hacerlo, lograrás un golpe de garganta suave, tu objetivo, pero a cambio es posible que necesites vapear un poco más para saciarte.
  • Usa líquidos con mayor VG. Al contrario que en el supuesto anterior, ahora lo que hay que hacer es apostar por mezclas que tengan más VG (del 70% en adelante). ¡Prepárate para unas nubes geniales!
  • Abre el flujo del aire, así se refresca el vapor, la concentración es más light, y la pequeña irritación de la garganta no se notará con mucha intensidad. En muchos atomizadores se puede controlar el paso del aire con algún mecanismo o giro de alguna de sus piezas, como es el caso del Tigon de Aspire.
  • Busca sabores dulces, cremosos… Los líquidos estilo repostería brindan, normalmente, un golpe de garganta suave. Y los de tabaco y café, por lo general, también.
  • Reduce la potencia porque el vapeo de baja intensidad mantiene el vapor fresco y la sensación en la garganta es realmente suave. Vamos… ¡como la misma seda!
  • Sé fiel a las mechas de algodón. Por nada del mundo las cambies por otras de diferentes materiales, si pretendes alcanzar un golpe de garganta delicado.

Como ves, además del porcentaje de nicotina de los e-líquidos, existen otros parámetros que se pueden ‘coser’ a medida en el propio aparato para que, en vez de sufrir una molesta irritación al vapear que acarree tos, la experiencia sea totalmente satisfactoria.

Y si tienes alguna otra recomendación sobre el golpe de garganta perfecto, ¿a qué esperas para contárnoslo? 😉