Los 10 consejos clave para tus líquidos

Consejos Comprar líquidos para Vapear

Sabor, nivel de nicotina, etiquetado…, te contamos varios puntos clave que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar líquidos para vapear

Bienvenido al maravilloso y extenso mundo de los e-líquidos.

Si ya has dejado el tabaco y hace tiempo que te has pasado al cigarrillo electrónico -¡enhorabuena!-, sabes, más o menos, de qué va esto. Si por el contrario, te estás iniciando en el mundo del vapeo, pronto te darás cuenta de que comprar líquidos para vapear es toda una aventura -en el buen sentido de la palabra, claro-, ¡los hay para todos los gustos!

Líquidos para vapear: un mundo de sabores

De cereza, de vainilla, de arándanos…, y hasta de mojito. Sería muy raro que no encontrarás tus sabores preferidos entre nuestros e-líquidos porque están absolutamente todos, hasta los más inimaginables (y en yonofumoyovapeo los tienes a golpe de clic) 🙂

Pero, junto al sabor, que es un factor decisivo para la satisfacción de un vapeador, también existen otros aspectos en los que hay que fijarse a la hora de elegir un líquido para vapear y que enumeramos a continuación a modo de consejos para que comprar líquidos para vapear sea coser y cantar.

Vapeador para vapear eliquids

¿Estás preparado? ¡Allá vamos!

1. De primero de vapeo: el líquido tiene que estar envasado y tiene que cumplir con la normativa de la UE para este respecto.

Ya compres el líquido en una tienda física o en una tienda online, revisa siempre que el envasado esté completamente cerrado y en condiciones para asegurarte de que no ha sido manipulado en ningún momento. Del mismo modo, para saber si el producto está bajo las normas de la UE, mira si la etiqueta marca la fecha de consumo preferente, ingredientes y el tipo de sabor que has elegido. Si todo está ok, ¡a vapear!

2. ¿De qué están compuestos los líquidos?

Todos los líquidos llevan una base de propilenglicol (PG) o de glicerina vegetal (GV), o, incluso, de una mezcla de ambas. A estos componentes hay que sumar el aroma concreto que se añada y una cantidad determinada de nicotina, si es que tiene, (que también los hay ‘nicotina free’). ¿Por qué te contamos esto? Muy sencillo: estos componentes tienen que figurar por escrito en el etiquetado del líquido que compres. De lo contrario, no te fíes. La salud es la salud.

3. Pon un e-cig en tu vida y despídete progresivamente de la nicotina.

Los cigarrillos electrónicos te brindan la oportunidad de ir reduciendo el nivel de nicotina progresivamente, cosa que (como ya supondrás) no puedes hacer con el cigarrillo humeante de toda la vida. Con el fin de adaptarse a las necesidades de cada uno, los líquidos vienen con diferentes concentraciones de esta sustancia. Por eso, a la hora de la compra, recuerda que elegir el nivel de nicotina adecuado es un punto básico para no estropear el sabor del líquido y que el vapeo sea de tu agrado. Probablemente tengas que probar diferentes líquidos. Pero cuando afines, estarás en condiciones de vapear como todo un pro. Que de eso se trata.

4. No compres a lo loco. Los líquidos se clasifican por cantidad de nicotina.

Tenlo en cuenta para que tu experiencia ‘vaper’ sea positiva. Lo normal es que esta clasificación sea:

  • 0mg (libre de nicotina).
  • 6-8mg (baja concentración de nicotina).
  • 10-12mg (mediana concentración de nicotina).
  • 16-18mg (alta concentración de nicotina).
  • 24mg (extra-alta concentración de nicotina).

¿Esto qué significa? Significa que los miligramos de nicotina son la cantidad de la misma por cada mililitro de líquido. Y ojo, porque algunas empresas representan esta fórmula como una solución en tanto por ciento (por ejemplo, 6% en lugar de 6 mg). Presta especial atención a esto cuando estés de shopping.

5. Dime en qué fase de abandono del tabaco estás y te diré el nivel de nicotina que tienen que tener tus líquidos.

Siguiendo con la nicotina… Ya sabes que los líquidos vienen con diferentes concentraciones de nicotina. Hasta aquí todo correcto.

Pero una de las preguntas más frecuentes dentro del ‘universo vaperil’ es la siguiente: ¿qué nivel de nicotina necesito que tengan mis e-liquids? No hay una normal universal, sino que todo depende de las circunstancias de cada uno y de tus costumbres: Si lo que buscas es satisfacer tu hábito de fumar, puedes optar por adquirir líquidos libres de nicotina. Si solías fumar cigarrillos lights, decántate por un líquido con concentración media de nicotina.

¿Tu intención es decir adiós a la nicotina definitivamente? No lo hagas de golpe. ¡Poco a poco! Empieza comprando líquidos con una concentración alta en nicotina para satisfacer tu antojo y evitar la ansiedad, y, si quieres, ve reduciéndolo hasta llegar a un nivel 0 de nicotina o hasta donde tú te sientas más cómodo.

6. ¿Qué sabor comprar? Primero piensa en ti, y segundo también.

No te podemos recomendar un sabor porque a nosotros nos guste mucho. Está feo.

Vapear es algo que va a gusto del consumidor. En el mercado hay aromas afrutados, dulces, mentolados, con sabor a tabaco, a frutos secos, a café…, así que elige los sabores que más te gusten y que más te hagan disfrutar del momento del vapeo. Puesto que hay tanta variedad, ¿por qué comprar líquidos de sabores que no te terminan de convencer? ¡Prueba y descarta!

7. ¿Algún principiante en la sala? Necesitas un líquido con sabor a tabaco, y lo sabes…

Hay una excepción a lo que decíamos en el punto anterior. Una regla no escrita, pero basada en la práctica, dice que los “nuevos vapeadores” se inicien en el cigarrillo electrónico con líquidos que les recuerden el sabor del tabaco. Y mejor aún: Si este líquido imita a la perfección el tipo/marca de tabaco que se fuma, fetén. Es una buena manera de ir desquitándose, pero sin forzar ni pasarlo mal. Seguirás sintiendo el sabor seco y áspero en la garganta, pero, poco a poco, lograrças deshabituarte del tabaco propiamente dicho, simulando unas sensaciones y sabores a tabaco sí, pero de forma más sana y controlada.

Dejar de fumar Romper Cigarrillos

8. Con el cigarro electrónico como con todo: hay que probar y probar…

Y a base de prueba-error, darás con el líquido que te haga decir: ‘sí, éste es’. Porque, vapear, al final, es como buscar el amor (o intentarlo) 😉 No tengas miedo de experimentar y de ‘catar’ distintos aromas y sabores. Compra uno nuevo cada vez hasta elaborarte tu lista top de líquidos.

9. Para cada momento, su líquido.

Igual que no comes lo mismo a diario que el día de tu cumpleaños, con los líquidos sucede algo parecido. Nos explicamos: los hábitos personales de cada uno varían, no todos vapeamos a las mismas horas, con la misma frecuencia y ni de la misma manera. Puede que a ti por las mañanas te gusten líquidos suaves mientras que otros prefieran líquidos con altas dosis de nicotina y sabores intensos. También se vapea de manera diferente si estás en casa o si es sábado y estás de fiesta. ¿La solución? Tira de esa lista top de e-liquids que tienes y a cada momento de tu vida ponle un sabor.

10. Tu salud nunca debe correr ningún riesgo. Nunca.

En este último consejo nos ponemos serios, porque con la salud no se juega. Si usas líquidos para vapear con nicotina y tienes cierta sensibilidad a esta sustancia, estás embarazada, estás amamantando o tienes afecciones cardíacas, antes de nada, consulta con tu médico de cabecera si puedes utilizar este tipo de e-liquids o no. Esto es lo importante.

Y hasta aquí nuestros consejos para comprar líquidos para vapear. Esperamos que te resulten útiles y que gracias a ellos vayas cambiando el vicio del tabaco por el hábito de vapear, y te sumes a nuestro estilo de vida saludable.

¡Ah! Y por supuesto, si tienes más consejos sobre e-liquidos, cigarrillos electrónicos baratos o cualquier otro tema relacionado, ¡anímate a contárnoslos!

Los comentarios están cerrados.